Inicio Empresa Servicios Agroinsumos Mercados Noticias Informes Clima Contacto


 Noticias Versión ampliada Imprimir noticia Enviar noticia por mail
[Volver]
27/01/2023 | Revista Chacra
En Brasil muchos no quieren la moneda única
Analistas, economistas y politólogos del vecino país están que trinan con la novedad. Creen que fue un impulso de Lula para ayudar a Fernández, pero que las complicaciones para avanzar son enormes. Y dicen que Brasil sería el gran perdedor.

 

Analistas, economistas y politólogos del vecino país están que trinan con la novedad. Creen que fue un impulso de Lula para ayudar a Fernández, pero que las complicaciones para avanzar son enormes. Y dicen que Brasil sería el gran perdedor.

Son muchas las veces que los dirigentes toman medidas a contramano de las necesidades de su gente, ya sea por urgencias propias, negligencia o simplemente ignorancia supina. Y se podría agregar por ideología, real o figurada. En este último caso se trabaja para entretener a una militancia que mantiene vivas las ventajas del político de turno.

La gran sorpresa -o quizás la única- de la última reunión de la CELAC fueron los comentarios de representantes argentinos y brasileños sobre la posible creación de una moneda común/única entre ambos países. Funcionaría en el comercio bilateral y -dicen- en transacciones internacionales, aunque nada es seguro por estas horas.

Faltan muchos detalles de esta movida, pero está claro que para llegar a una moneda única hay que encontrar los caminos de armonización, igualar los sistemas financieros, tributarios, etc. Los dos países partirían de escenarios muy distintos en términos de inflación, tasas de interés y niveles de deuda, entre otros. Por eso los especialistas creen que demandaría cómo mínimo 6 años para empezar a acomodarse. Es muy probable que ni Lula ni Fernández estarán para entonces, por eso sorprende que se tomen decisiones de este tipo sin la opinión de los respectivos parlamentos.

Las reacciones de un lado y otro de la frontera han sido bien distintos. La Argentina tiene poco que perder. Es una economía en crisis, barranca abajo, con un enorme desorden y perspectivas ciertamente oscuras. ¿Qué puede ser peor? Está claro que es Brasil quien corre con todos los riesgos.

En realidad los comentarios en nuestro país pasan más que nada por la incredulidad. En la Argentina, una encuesta realizada por un medio mendocino reveló que el 80% de los consultados no cree en la concreción de esta medida. Aducen que es difícil imaginar cómo pueden armonizarse situaciones tan distintas, de qué manera evitar que el país que ha destruido su propia moneda termine pulverizando la moneda común e incluso perjudicando al real.

Massa, que no se cansa de lanzar novedades cuyo final no está claro, habría confirmado al Financial Times que los equipos económicos de ambos países se muestran cercanos a la idea de poder desarrollar una moneda común que reemplace al peso y al real. "No quiero crear falsas expectativas, pero es el primer paso en un largo camino que América Latina debe recorrer", afirmó con una enorme sonrisa.

Demás está aclarar que el comportamiento del peso argentino en los últimos diez años ha sido abismalmente distinto del derrotero del real, que la Argentina viene de una inflación anual del 95% y va hacia otro escenario similar, en tanto Brasil registró en 2022 uno de los niveles de carestía más bajos del planeta, con momentos incluso de deflación. Nuestro país padece la imposibilidad de acceder a los mercados internacionales; Brasil tiene las puertas del mundo abiertas.

De acuerdo con diversos analistas, el componente ideológico detrás de escena en este caso se vincula con la intención de excluir al dólar del comercio entre ambas naciones, como si con eso se estaría reivindicando el sentir nacional y popular. Fuentes argentinas creen que es un tema de largo aliento, y dicen que sería una moneda sin relación en la compra y venta con el dólar, pero que no podrá dejar de lado a la moneda estadounidense como punto de referencia.

En el primer mundo miran con curiosidad la novedad. Un economista que estuvo en el Fondo Monetario Internacional, calificó la propuesta de "descabellada", mientras que un exsecretario del Tesoro de Estados Unidos, la consideró "altamente problemática dadas las diferencias en las economías".

En Brasil hicieron sentir su sorpresa sobre llegar a un acuerdo de este tipo "con un país que no tiene para pagar sus compromisos". Agrolink refleja que la creación de una moneda común con Argentina, o incluso la inclusión de los demás países del Mercosur, se considera un error, que podría ser costoso para Brasil. Los consultados indican que equivaldría a "forzar una sociedad entre economías totalmente incompatibles".

Uno de los miembros del Consejo Comex de la Fiesp, advirtió que el intento carece de un marco técnico que lo haga viable, tanto en términos de la estructura del bloque como del desarrollo económico de los dos países principales. "De hecho, este mecanismo favorece específicamente a Argentina, que carece de reservas internacionales en moneda fuerte. Este no es el caso de Brasil, con reservas en torno de los u$s 390 mil millones".

Desde TF Agroeconomia Consulting se quejaron alegando las mismas razones. "La Argentina ni siquiera tendría dinero para invertir en su parte del Fondo Soberano que mencionó el ministro de Economía de Lula, Fernando Haddad, para garantizar los créditos a los importadores argentinos". Haddad había dicho esta semana que una idea de los gobernadores es crear una nueva línea de crédito para importadores argentinos que compren productos brasileños, con el objetivo de aumentar las exportaciones de su país al nuestro. Aquí no se habría presentado precisamente de esa manera.

Quizás el más sorprendido sea el propio ministro de Economía de Brasil. Hace quince días Haddad respondió con fastidio a una pregunta respecto del supuesto proyecto de lanzar una moneda única argentino-brasileña. "No hay moneda única, no hay tal propuesta, infórmate primero", le dijo a uno de los periodistas que lo entrevistaban.

Para un conocido politólogo del vecino país, detrás de esta movida hay intenciones ocultas. "Es una mala noticia para los brasileños y una gran noticia para los argentinos. La idea de una moneda común podría ser posible una vez que los indicadores económicos de la Argentina se parezcan un poco más a los de Brasil. Subyace la intención de una transferencia de dinero de aquí para allá, que no sabemos exactamente a dónde va a parar, porque en los bolsillos de los argentinos no va a quedar. Lo que hay detrás es un intento de Lula de ayudar a Fernández, que tiene elecciones y está en pésimas condiciones, con una inflación cercana al 100% y una crisis económica". No más testimonios sr. Juez.

[Volver]


Santa Fe 1430 PB (S2000ATV) Rosario Argentina • Tel.: (0341) 425 5534 • leandrosola@solacereales.com.ar
Sola Cereales S.A. Operaciones Agropecuarias Copyright © 2012 • Todos los derechos reservados • Desarrollado por LOARTEC